Disfrutar de la vida: COMIENDO SANO Parte I

Para disfrutar de la vida, debemos tener hábitos alimenticios que nos ayuden a aportar la energía que necesita nuestro cuerpo, la salud es una cuestión de buenos hábitos generales, entre los que destacan la buena alimentación, un entrenamiento planificado y un estilo de vida tranquilo y feliz.

Te presentamos 10 TIPS para disfrutar de la vida COMIENDO SANO:

  1. Come legumbres 3 veces por semana. Vuelve al plato de los abuelos con la ventaja de que ahora tenemos ollas rápidas y cocina garbanzos, alubias, lentejas, judías verdes, soja, etc. Los estudios demuestran que las personas que toman legumbres todas las semanas, tienen un 22% menos de riesgo de ser obesas reduciendo la probabilidad de enfermedades cardiovasculares, diabetes, inflamación, etc.
  1. Corta en porciones pequeñas los alimentos en el plato. Puedes llegar a reducir hasta un 20% el consumo de calorías si troceas cada alimento en el plato antes de masticarlo.
  1. ¿Ansiedad? Toma fruta cuando tengas ansiedad. La fruta suprime la hormona del apetito conocida como grelin. Lo mejor es tomar la fruta sin pelar cuando se pueda, así no pierdes vitaminas y minerales y aumentas el aporte de fibra saciante y laxante.
  1. Come algo de proteína en los tentempiés entre horas. Los alimentos proteicos como el pescado, carne magra, huevos, lácteos, soja, frutos secos, etc., no sólo te ayudan a ganar masa muscular, también son saciantes y evitan que te entre el “gusanillo” después de comerlos.
  1. ¡EL DESAYUNO SI ES IMPORTANTE! Desayuna todos los días. Demostrado, las personas que se saltan el desayuno comen una media de 100 calorías más al día. Si además eres una persona activa y deportista, saltarte el desayuno no sólo te hará comer más a lo largo del día, también disminuirá tu rendimiento deportivo y quemarás menos calorías por hora por la falta de energía y motivación.
  1. Deja pasar 3 horas entre cada comida. Ni más ni menos, aunque cada persona es diferente, y es una media de tiempo entre comidas, adapta tus costumbres para comer cada 2 a 4 horas. Así aseguras que la tasa metabólica se mantiene constante y no hay fluctuaciones de glucosa en la sangre, reduces el riesgo de síndrome metabólico, diabetes.
  1. Come piña. Es un alimento diurético y laxante que además contiene una enzima natural, conocida como bromelaina que ayuda a digerir las proteínas que necesitas, mejora la digestión de los platos pesados y te asegura un buen aporte de aminoácidos para reponer, tonificar y ganar musculatura.
  1. Reduce los carbohidratos en las cenas. Si tienes problemas de peso, evita la pasta, el pan, los cereales, el arroz, las patatas, etc., antes de dormir, pues al no hacer ejercicio después se almacenan en forma de grasas.
  1. Come algo antes de irte a dormir. Un vaso de leche con cacao, o una infusión con miel te ayuda a mantener la glucosa estable durante las 7-8 horas de sueño. Así te levantarás con más energía y menos hambre.
  1. Bebe zumos naturales con su pulpa. No cueles la pulpa o las fibras de las frutas que utilizas para hacer zumo, déjala para conservar la fibra y muchas sustancias antioxidantes y protectoras de la salud.

DISFRUTA DE LA VIDA. SANAVITAL S91 LA VITALIDAD EN UN CLICK

Comentarios

comentarios

Compartir

No hay comentarios